Aromaterapia

La aromaterapia es conocida por los beneficios que aporta a nuestro bienestar, tanto físico como psicológico a través del uso de aceites esenciales en terapias naturales.

Los aceites esenciales son sustancias químicas naturales que provienen de diferentes partes de las plantas, como la flor, el tallo, las hojas o la corteza.

Hay varias formas de extraer el aceite:
Destilación: Arrastre con vapor de agua.
Prensado: Se utiliza para los cítricos, prensando la corteza y sacando toda su esencia.
Macerado: Consiste en sumergir la planta en aceite o grasa, a 70 grados, hasta que se absorben todos los aceites esenciales de la planta.
Exudación: Se realiza haciendo incisiones en la corteza de los árboles para sacar la sustancia.

El uso de los aceites esenciales, siempre que sean 100% puro, nos va a aportar unas moléculas que tienen diferentes acciones como antibióticas, antiinflamatorias, ansiolítica, antiestrés, cicatrizantes o drenantes. Equilibran las emociones llegando a asociar recuerdos olvidados con los olores, ayudándonos a calmarnos y relajarnos, mediante inhalaciones, baños aromáticos o difusores.

Para aplicarlo directo en la piel, es necesario que sean diluidos con otra sustancia conductora, por ejemplo un aceite vegetal, el cual se extrae del fruto oleoso de las plantas, y aporta a la piel vitaminas, minerales, ácido graso, nutrientes e hidratación.

Son muchos los beneficios que nos aportan los dos aceites juntos, por lo que cada vez es más común encontrar cosmética natural, por ello en Quirolay vamos a aplicar nuestros propios productos para los masajes.

Para poder aplicar todos estos beneficios a nuestros clientes hemos elaborados tres tipos de tratamientos: de hidratación, de exfoliación y masajes con aceites naturales.

AROMATERAPIAWEB

Say Something