El Coxis

Es un hueso en forma de V que suele compararse con una colita, lo encontramos en la parte final de la columna vertebral, justo después del sacro, unido por una articulación que permite que tenga una pequeña movilidad.

Cuando nos encontramos en bipedestación (de pie), no participa con las demás vertebras para soportar el peso del cuerpo, pero cuando estamos en posición de sedestación (sentados), si que recibe el peso de nuestro cuerpo.

Las causas del dolor de coxis son varias: estar mucho tiempo sentado, ir en bicicleta, montar a caballo, caídas, traumatismos… todo esto hace que se produzcan inflamaciones y lesiones en ligamentos y/o discos, incluso en embarazos y partos, se produce una presión sobre el hueso, modificando la posición normal del coxis, debido a que el cuerpo cambia por dentro, dejando espacio para el feto y apartando los órganos por lo que puede llegar a lesionar o causar una fractura.

Para ayudar a eliminar el dolor debemos guardar reposo, poner hielo, usar un cojín tipo flotador, intentar no estar mucho tiempo sentado, e incluso evitar el estreñimiento.

Siempre debemos acudir a un especialista si el problema se prolonga, también es bueno los masajes para tratar la zona.

coxis

Los meniscos, ¿Importantes o no?

Los meniscos se encuentran en la rodilla, son cartílagos fibrosos en forma de media luna, unen la tibia con el fémur y son los que nos ayudan a amortiguar la rodilla.

¿Son tan necesarios? Sí, debido a que los meniscos son los encargados de poner la superficie plana entre la tibia y el fémur para que encajen, puesto que son dos huesos totalmente diferentes y no podría haber una articulación móvil.
Su función a parte de ayudar a encajar, también es la de soportar la carga cuando estamos de pie, andando, o a la hora de hacer ejercicio, ya que reparte el peso de nuestro cuerpo.

La peor parte se lo llevan cuando hacemos deporte, ya que se someten a un esfuerzo mayor produciendo una sobrecarga que puede llegar a lesión.

Por lo que diríamos que los meniscos son totalmente necesarios en nuestro cuerpo y que hay que cuidarlos.Meniscos

Psoas e Ilíaco

Normalmente los confunden como un único músculo pero son dos distintos, aunque su función es similar.

El Psoas es un músculo lumbar, ya que sale de las vertebras, en concreto de la dorsal 12 a la lumbar 5 y pasa por toda la zona pélvica hasta la parte alta del fémur (trocánter menor). Llegando a su final se une con el Ilíaco, músculo de la cadera, que lo encontramos en la cara interna del hueso Ilíaco (de ahí su nombre) y baja hasta el trocánter menor a través de un tendón.

Los dos músculos trabajan juntos con los glúteos para hacer el movimiento de flexión de cadera (flexión de piernas hacia arriba y lateralmente) y a la flexión del tronco.

Son músculos muy internos, por lo que es muy difícil de localizarlos a simple vista, se dice que son músculos sedentarios y suelen causar problemas a los deportistas y a personas que están mucho tiempo sentados.

Una de las patologías que le afectan a este tipo de personas es el acortamiento del Psoas. Y en el caso concreto de los deportistas es porque a la hora de correr o montar en bicicleta el mayor ejercicio es la flexión de cadera, debido a que éste es un músculo diferente a los demás que se acorta cuando está relajado y se alarga mientras trabaja. Por lo tanto cuando trabajamos sentados durante mucho tiempo el músculo esta siempre acortado y es cuando más sufre.

Siempre recomendamos los estiramientos más adecuados para estos músculos y así ayudar a mantenerlos en forma.
Psoas-iliaco

Músculo Piramidal ¿Qué sabes de él?

El Piramidal es un músculo problemático por la dificultad de donde se encuentra.

Del sacro al trocánter mayor va el músculo, (parte de la cadera y glúteos) es una zona muy interna, ya que está debajo de varios músculos como los glúteos, entre otros.

Este músculo es conocido por el problema de Ciática, ya que el nervio de dicho nombre pasa por debajo del piramidal, en casos en los que el músculo tiene espasmos puede afectar esa zona, por lo que aparece este problema y lo notaremos cuando el dolor se va hacia la zona de los lumbares y glúteos.

Este tipo de dolor es provocado en los deportistas por correr en suelos duros, como es el asfalto, o no realizar estiramientos o calentamientos adecuados a la hora de hacer el ejercicio e incluso una vez terminado.
En el caso de no deportistas lo notaremos cuando el dolor va de glúteos a rodilla y suele aparecer por tener una vida muy sedentaria, permanecer sentando durante tiempo muy prologando, o hacer ejercicio con poca frecuencia o sólo fines de semanas en los que se hace un sobre esfuerzo.

Estos casos provocan contracturas en el piramidal, que a la hora de tratarlo suele ser bastante doloroso, por estar tan interno y no ser fácil llegar a él.

Para terminar os recomiendo que siempre que podáis, antes de comenzar a hacer ejercicio y al final, o simplemente como hábito rutinario, estirad el músculo.Un ejercicio de estiramiento muy común y fácil consiste en tumbarse y cruzar una pierna sobre la otra, poniendo el pie en la rodilla de la otra pierna y tirar de ella hacia ti.

Con esto conseguiréis fortalecer el músculo piramidal.

Artrosis

Artrosis: se produce por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación. Puede afectar a cualquier articulación, pero ocurre más frecuentemente en la espina dorsal, manos, caderas o rodillas.
La edad, la obesidad, e inmovilidades, son unas de las causas más frecuentes.
Mujeres: Predomina en la rodilla y en las articulaciones interfalángicas (manos).
Hombres: Predomina en la cadera. Oxidarse

Conoce que es la Protusión y Hernia discal

Primero explico que es un disco intervertebral, para que podáis entender que es una protusión discal.
Un disco intervertebral es como un globo que rellenamos de gel, y, en la mitad de ese globo tiene una canica que se queda siempre en el medio gracias a un anillo de tejido fibroso que la sujeta. Cuando nos ponemos de pie el peso de nuestro cuerpo cae sobre el disco, que al ser comprimido reparte las presiones en todas direcciones, actuando como un amortiguador, de tal manera que reduce el daño que día a día produce los pequeños impactos en la columna, al andar, correr o simplemente estar sentados.
Protusión, con el tiempo, nuestros discos se van deshidratando y el gel que teníamos dentro del disco se va volviendo un poco más sólido y le pueden salir grietas, si a eso le sumamos que las fibras que rodean el núcleo (la canica) se van rompiendo poco a poco al hacer sobreesfuerzos, el resultado es que la canica queda libre para moverse a través de esa grieta y puede irse a uno de los extremos del disco, por lo que, si miramos desde fuera del disco, veremos como un bulto que sobresale un poco.
Si la zona continúa sometida a sobreesfuerzos el globo puede acabar por romperse y el núcleo salir fuera, en cuyo caso estaríamos hablando de una hernia discal.
Con esta foto que dejamos a continuación, podréis entenderlo mejor.

protusion discal