El Coxis

Es un hueso en forma de V que suele compararse con una colita, lo encontramos en la parte final de la columna vertebral, justo después del sacro, unido por una articulación que permite que tenga una pequeña movilidad.

Cuando nos encontramos en bipedestación (de pie), no participa con las demás vertebras para soportar el peso del cuerpo, pero cuando estamos en posición de sedestación (sentados), si que recibe el peso de nuestro cuerpo.

Las causas del dolor de coxis son varias: estar mucho tiempo sentado, ir en bicicleta, montar a caballo, caídas, traumatismos… todo esto hace que se produzcan inflamaciones y lesiones en ligamentos y/o discos, incluso en embarazos y partos, se produce una presión sobre el hueso, modificando la posición normal del coxis, debido a que el cuerpo cambia por dentro, dejando espacio para el feto y apartando los órganos por lo que puede llegar a lesionar o causar una fractura.

Para ayudar a eliminar el dolor debemos guardar reposo, poner hielo, usar un cojín tipo flotador, intentar no estar mucho tiempo sentado, e incluso evitar el estreñimiento.

Siempre debemos acudir a un especialista si el problema se prolonga, también es bueno los masajes para tratar la zona.

coxis

Los meniscos, ¿Importantes o no?

Los meniscos se encuentran en la rodilla, son cartílagos fibrosos en forma de media luna, unen la tibia con el fémur y son los que nos ayudan a amortiguar la rodilla.

¿Son tan necesarios? Sí, debido a que los meniscos son los encargados de poner la superficie plana entre la tibia y el fémur para que encajen, puesto que son dos huesos totalmente diferentes y no podría haber una articulación móvil.
Su función a parte de ayudar a encajar, también es la de soportar la carga cuando estamos de pie, andando, o a la hora de hacer ejercicio, ya que reparte el peso de nuestro cuerpo.

La peor parte se lo llevan cuando hacemos deporte, ya que se someten a un esfuerzo mayor produciendo una sobrecarga que puede llegar a lesión.

Por lo que diríamos que los meniscos son totalmente necesarios en nuestro cuerpo y que hay que cuidarlos.Meniscos

Músculo Piramidal ¿Qué sabes de él?

El Piramidal es un músculo problemático por la dificultad de donde se encuentra.

Del sacro al trocánter mayor va el músculo, (parte de la cadera y glúteos) es una zona muy interna, ya que está debajo de varios músculos como los glúteos, entre otros.

Este músculo es conocido por el problema de Ciática, ya que el nervio de dicho nombre pasa por debajo del piramidal, en casos en los que el músculo tiene espasmos puede afectar esa zona, por lo que aparece este problema y lo notaremos cuando el dolor se va hacia la zona de los lumbares y glúteos.

Este tipo de dolor es provocado en los deportistas por correr en suelos duros, como es el asfalto, o no realizar estiramientos o calentamientos adecuados a la hora de hacer el ejercicio e incluso una vez terminado.
En el caso de no deportistas lo notaremos cuando el dolor va de glúteos a rodilla y suele aparecer por tener una vida muy sedentaria, permanecer sentando durante tiempo muy prologando, o hacer ejercicio con poca frecuencia o sólo fines de semanas en los que se hace un sobre esfuerzo.

Estos casos provocan contracturas en el piramidal, que a la hora de tratarlo suele ser bastante doloroso, por estar tan interno y no ser fácil llegar a él.

Para terminar os recomiendo que siempre que podáis, antes de comenzar a hacer ejercicio y al final, o simplemente como hábito rutinario, estirad el músculo.Un ejercicio de estiramiento muy común y fácil consiste en tumbarse y cruzar una pierna sobre la otra, poniendo el pie en la rodilla de la otra pierna y tirar de ella hacia ti.

Con esto conseguiréis fortalecer el músculo piramidal.

Y terminó el verano……

Con él llega el día a día, y la vuelta a la normalidad para nuestro cuerpo, por lo que necesitaremos eliminar las células muertas de la piel, que a lo largo de todo el verano se han ido produciendo por diferentes factores, como el ambiente, el sol o la contaminación.

Para ello deberemos exfoliar la piel, bien con productos que compremos o si se quiere algo mucho más natural podemos hacerlo en casa.

310

Os recomiendo una forma fácil y económica para hacer un exfoliante con productos que siempre se tiene en casa: coge café molido, azúcar y aceite de oliva, haz una mezcla con todo y aplícalo masajeando en círculos al ducharse, ya que los poros están más abiertos por el vapor y ayudará a tener una limpieza más profunda.

¿Por qué esos ingredientes? Porque el café te ayuda a activar la circulación, el azúcar hace una exfoliación más fuerte y el aceite de oliva te hidrata. Con lo que conseguimos que la piel esté mucho más suave y luminosa. Además no olvidemos que el café ayuda a eliminar la celulitis o piel de naranja.

Después del tratamiento, aplícate bastante cantidad de crema hidratante corporal para que tu cuerpo no se quede seco o áspero y si puedes intenta masajearte profundamente para que penetre mejor.

No olvides hacerlo 1 o 2 veces por semana según las necesidades de tu piel.
¡No esperes a tener un aspecto apagado!

En este artículo hablamos de los glúteos.

Una parte del cuerpo muy interesante para todos, pero ¿realmente sabéis como esta formado?

Se llaman nalgas, ya que glúteos es el conjunto de músculos que lo componen, principalmente son 3, glúteo mayor, glúteo mediano, y glúteo menor.

masaje-anticelulitico

Empezaremos por el glúteo menor, ya que es el que se encuentra en la parte más interna de dicha zona y el más pequeño. Si hablamos estéticamente es el que nos ayuda a tener las nalgas elevadas, aunque para ello muchos de nosotros tengamos que ejercitarlo. Uno de los ejercicios más adecuados son las sentadillas, ya que es un músculo flexor de la cadera.

Glúteo mediano está por encima del menor, nos permite realizar la abducción, es decir mover las piernas lateralmente. Para ejercitar este músculo el mejor ejercicio es el llamado “perrito”. Con las manos y rodillas en el suelo, hacemos levantamientos laterales con las piernas, volviendo de nuevo al punto inicial y repitiendo varias veces dichos movimientos.

Glúteo mayor, llegamos al músculo más importe, es el más externo de mayor superficie y grosor, nos ayuda a la extensión de cadera, es decir, llevar la pierna hacia atrás. También podemos decir que estéticamente nos da la forma redondeada de las nalgas. El ejercicio recomendado, es el llamado zancadas, es muy fácil, estando de pie llevamos una pierna hacia atrás, haciendo un ángulo de 90 grados, manteniendo la espalda recta y sin inclinarnos hacia delante.

Son muchos los ejercicios que podemos hacer para llegar a tener unas nalgas adecuadas, tonificadas y para todos los gustos.

La Columna vertebral

Una zona del cuerpo que solemos sufrir muchos.
La función de la columna vertebral es intervenir como sostén estático y dinámico, ayudar a mantener el centro de gravedad de las personas y sobre todo como soporte del cráneo.
Está dividida en 5 partes: cervicales, dorsales, lumbares, sacro y coxis. Dichas partes todos las conocemos, pero quiero hablaros sobre sus curvaturas.
Existen 3 curvaturas: lordosis, cifosis y escoliosis.
Referente a la curvatura normal de cervicales y lumbares, es la lordosis, el problema aparece cuando la hiperlordosis (curvatura siempre hacia dentro) es excesiva en la porción lumbar. La cifosis que también presenta una curvatura normal en la zona dorsal, produce la hipercifosis (curvatura anormal hacia fuera) que es la que provoca la joroba. Podemos darnos cuenta de dichas curvaturas mirándonos de lado. Por último la Escoliosis, curvatura anormal de la columna (desviación de la columna hacia un lado) la notaremos al tocarla.
Son tres lesiones muy típicas, ya que las puede producir el desigual crecimiento de las vertebras, realizar esfuerzos o malas posturas a la hora de estar mucho tiempo de pie y permanecer encorvado durante un largo periodo e incluso la utilización de zapatos de tacón.
Para evitarlo es recomendable no hacer sobresfuerzo, tener buenas posturas a la hora de dormir y regalarse periódicamente masajes para descontracturar y relajar dichas zonas.

Rotura de fibra o contractura en gemelos

¿Sabemos diferenciar cuando es una u otra?

Cuando tenemos un sobre-esfuerzo muscular se encogen los músculos llegando a provocar una contractura, en el caso que esto se prolongue, llegando a tener un exceso de movimiento, fuerza o giros bruscos, se provocaría la rotura de fibra.
Cuando ocurre esto, la sensación que se nota es un dolor intenso como cuando te dan una pedrada, por lo que el nombre que recibe coloquialmente es “pedrada de gemelo”.

El que los gemelos tengan tal elevado número de fibras rápidas hace que sea mucho más propenso a sufrir este tipo de lesiones, comparándolos con otros músculos.

Dependiendo de la gravedad de la lesión podemos notar diferentes síntomas:

Imposibilidad de mover correctamente el músculo dañado, es decir, no se podría ni andar ya que el dolor se puede incrementar al realizar movimientos.

Hematomas, puede llegar a salir por debajo de la lesión, normalmente entre las 24 y 48 horas después.

Pinchazo localizado en la zona.

Para ayudar a evitar que esto ocurra, recomendamos que siempre se caliente antes de realizar algún ejercicio, llevar un calzado adecuado, beber mucho líquido, y tener una temperatura adecuada para que los músculos no estén contraídos.
Esto puede ocurrirle a cualquiera, no solo a deportistas, por lo que siempre que se tenga un trabajo en el cual haya que realizar un ejercicio físico más fuerte de lo normal, intentad hacer también las recomendaciones, os ayudarán mucho.

El tratamiento provisional en estos casos, dependiendo de la gravedad, sería aplicar hielo para ayudar a bajar la inflamación, reposo para a eliminar el dolor y compresión en la zona, pero sobre todo no olvidad ir a un especialista.

Hallux Valgus, un problema que nos trae de cabeza a las chicas

Hallux valgus, más conocido como Juanete, es una deformidad que afecta a la primera falange del primer metatarsiano,es decir, el dedo gordo del pie. Esto es debe a los músculos que pertenecen a dicha zona, Aductor del dedo gordo, es el que provoca el juanete, ya que hace que el musculo tire hacia dentro. El abductor del dedo gordo, es el que evita la aparición, puesto que es el que hace el ejercicio contrario, el músculo tira hacia afuera.
¿Por qué aparece?
Depende de la persona, puede afectar el calzado o no, lo que si podría ser es por herencia y genética. Para ello viene genial los masajes de pie, ya que puede evitar que salga, pero si ya tenemos juanete, podemos evitar el dolor y que vayan a más.
Los pies aunque no lo parezcan son los que más sufren, ya que llevan todo el peso del cuerpo durante todo el día.