Drenaje Linfático

El masaje drenaje linfático es una técnica realizada con las manos para tratar la retención de líquidos en el cuerpo, depurando los tejidos orgánicos y favoreciendo toda la circulación sanguínea y linfática.
Pero, ¿qué es la linfa?
Es un líquido amarillento, compuesto en casi un 90% por agua, el resto son proteínas, glucosa, hierro, hormonas, etc. Dicho líquido va a la par que la sangre, con la diferencia de que la sangre va impulsada por el corazón y la linfa no tiene impulsor, son los propios músculos del cuerpo los que hacen mover el sistema linfático, por lo que fluye 10 veces más lenta que la sangre.
El masaje está recomendado para personas con celulitis, varices, problemas de acné y sobre todo para los pos-operatorios, es una eficaz alternativa para la estética. También en padecimientos como los dolores de cabeza, tensión mental, cansancio, ansiedad, depresión, obesidad, problemas digestivos, insomnio, eliminación de toxinas, estabilizar las hormonas, dolor menstrual y muchas otras dolencias.
El masaje de drenaje linfático es un buen estimulador del sistema inmunológico, al realizarlo hacemos que la linfa circule por todo el sistema linfático, llevándola a puntos de expulsión como es la Cisterna de Pecquet, una vez ahí la sangre se encarga de su expulsión y renovación.

Say Something