Quirolay

Siempre hay alguien que confía en ti

Varios años en esta profesión dan para muchos momentos buenos y malos, pero en este caso quiero recordar y enseñaros mis comienzos.

Comienzos difíciles, pero muy bonitos. Empecé en Madrid, donde tras varios años de estudio, diferentes trabajos y varios portazos recibidos, me dieron la oportunidad, en la empresa donde trabajaba “Lush Cosmetic” de poder viajar a Valencia a un evento de yoga y realizar un taller de masajes, manos, pies y facial, enseñando a la gente cómo poder hacerlo en casa, aplicando productos naturales. A pesar de los miedos de una principianta, todo salió bien y volvieron a confiar en mí para el evento de “Mujer hoy”, en Madrid, donde realicé un taller de hidratación de manos, me quedé muy sorprendida de ver como la gente reaccionaba y salían contentos de ver como quedaban sus manos.

Para mí fue una experiencia única, donde me dí cuenta que era lo que quería en mi vida profesional. Por eso cuatro años después, volví a Málaga y decidí montar Quirolay, nombre que llevaba años en mi mente y que por fin ve la luz.

Todo lo vivido, lo aprendido y lo estudiado, ahora tiene sentido, ya que puedo ejercer como masajista, osteópata y aplicar tratamientos de hidratación con ingredientes naturales en productos que yo misma realizo.
18-03-08-12-56-36-111_deco

Say Something