Y terminó el verano……

Con él llega el día a día, y la vuelta a la normalidad para nuestro cuerpo, por lo que necesitaremos eliminar las células muertas de la piel, que a lo largo de todo el verano se han ido produciendo por diferentes factores, como el ambiente, el sol o la contaminación.

Para ello deberemos exfoliar la piel, bien con productos que compremos o si se quiere algo mucho más natural podemos hacerlo en casa.

310

Os recomiendo una forma fácil y económica para hacer un exfoliante con productos que siempre se tiene en casa: coge café molido, azúcar y aceite de oliva, haz una mezcla con todo y aplícalo masajeando en círculos al ducharse, ya que los poros están más abiertos por el vapor y ayudará a tener una limpieza más profunda.

¿Por qué esos ingredientes? Porque el café te ayuda a activar la circulación, el azúcar hace una exfoliación más fuerte y el aceite de oliva te hidrata. Con lo que conseguimos que la piel esté mucho más suave y luminosa. Además no olvidemos que el café ayuda a eliminar la celulitis o piel de naranja.

Después del tratamiento, aplícate bastante cantidad de crema hidratante corporal para que tu cuerpo no se quede seco o áspero y si puedes intenta masajearte profundamente para que penetre mejor.

No olvides hacerlo 1 o 2 veces por semana según las necesidades de tu piel.
¡No esperes a tener un aspecto apagado!